Pibe, ¡si continúas así vas a acabar en el sanatorio!

by Keven S. Reinhart
0 comment

A 200 metros de la cancha de San Lorenzo de Almagro creció un niño que se pasaba horas y horas jugando al fútbol, al baloncesto y desafiándose con sus amigos a pruebas de atletismo. Period Héctor José Rial Laguía (1928-1991) y nadie podía imaginar que ese crío poseído por el deporte se convertiría en el primer héroe del Actual Madrid en la Copa de Europa, el delantero que con sus dos goles en el Parque los Príncipes el 13 de junio de 1956 pusiera la primera piedra de lo que hoy es el gran imperio del fútbol mundial. Es la primera de las 14 que lucen en el museo del Bernabéu, el que se prepara para recibir el 1 de junio a una nueva hermana.

Tanto deporte hacía el joven Héctor que estaba flaco como un fideo. Sus entrenadores llegaron a inquietarse y hubo uno que le dijo una frase que Rial nunca olvidaría: “Pibe, ¡si continúas así vas a acabar en el sanatorio!”. Su decisión fue la de centrarse sólo en el fútbol y dejar a un lado baloncesto, carreras y saltos.

San Lorenzo

Primera Copa de Europa del Actual Madrid

Las aulas del colegio Otto Krause fueron en las que estudió Rial. Pero su aversión al los libros period directamente proporcional al amor por el balón. Sus ídolos estaban en aquel San Lorenzo que vino de gira a España y asombró en su mes y medio por nuestro país en el invierno que daba el testigo de 1946 a 1947.Por encima de todos, René Pontoni, El Huevo.

Del equipo del colegio pasó al Juventud Mármol, un membership sin federar en el que cada jugador ponía 20 centavos para poder alquilar el campo de Villa Soldati. Y de allí, a San Lorenzo, más que nada porque estaba a dos minutos de su casa.

Como cuervo lo ganó todo en inferiores, saltó al primer equipo y estuvo de gira por España, la tierra de sus padres (Vigo y Guadalajara). Jugaron ante el Madrid (4-1) y en Valencia recibió como regalo un árbol de Navidad lleno de naranjas. Y se fue a Colombia de la mano de Pontoni. A la desastrosa situación del fútbol argentino, se sumó a la masiva fuga a Colombia, un éxodo al que se unió Alfredo di Stéfano.

La carta de Di Stéfano

De Colombia pasó a Uruguay. Y allí recibió una carta que “me hizo dar saltos de alegría”. Period de puño y letra de Alfredo di Stéfano. “Me preguntaba si estaría dispuesto a ingresar en el Actual Madrid. Le dije que sí, naturalmente, pero que period necesario el acuerdo con el Nacional de Montevideo. Mi membership lo entendió y se cerró”. Así explicaba Rial su fichaje por el Madrid.

El 29 de agosto de 1954 debutaba con el Madrid: 0-6, al Murcia en Águilas. El 9 de septiembre marcaba su primer gol: 9-1 ante el Hércules en Chamartín. Vistió de blanco hasta el 16 de abril de 1961. Ese día se puso la camiseta blanca para el que period su partido homenaje: 7-2 al Angers.

De todo lo que vivió en la Casa Blanca le quedaron como mejor recuerdo un episodio y una persona. “El momento estelar, por la trascendencia, fue la last de la primera Copa de Europa. La ganamos con Villalonga, el mejor entrenador que he tendido. Gran entrenador y mejor persona”, contaba el bonaerense, que jugó con la selección española cinco partidos y marcó un gol, a Inglaterra en Chamartín.

Héctor Rial falleció el 5 de abril de 1991 en la madrileña clínica de la Zarzuela después de años de pelea con una enfermedad que sabía incurable. Se iba un pentacampeón de Europa, el jugador que con Paco Gento hizo de la banda izquierda del Actual Madrid un infierno para sus rivales. El héroe de la primera Copa de Europa, el Príncipe en el Parque de París.

You may also like