Odriozola: “Aún no tengo nada claro que Marta Domínguez se dopara”

by Keven S. Reinhart
0 comment

No queda nada de Fellini en este Campeonato de Europa de estadio enorme y gradas desangeladas. Ni rastro de esa Roma palpitante y exuberante que retrató como nadie el genial director de Rimini. Quizás ese caos inherente que convierte a una buena parte de Italia en un país tan fascinante. José María Odriozola (Pontevedra, 1939) está de acuerdo y recuerda con cariño la figura de Primo Nebiolo, sobre todo porque acaba de comer con Luciano Barra, mano derecha del sempiterno presidente de la antigua Federación Internacional de Atletismo (IAAF), que acabó pagando el pato por el escándalo de Giovanni Evangelisti en el foso de la longitud del Mundial de Roma de 1987.

“Nebiolo hablaba mejor español que inglés y se alegraba mucho por los triunfos españoles”, recuerda Odriozola, presidente de la Federación Española de Atletismo durante 27 años -“casi 28”, puntualiza él- entre 1989 y 2016. El gallego no es muy dado a dar entrevistas desde que abandonara el cargo pero se muestra dialogante y hace gala de una mente preclara, lo que tiene un indudable mérito a sus 84 años. “Ya no corro pero camino mucho por los senderos que hay en Aravaca”, su barrio de residencia en Madrid.

Cuando echa la vista atrás, ¿qué steadiness hace de su presidencia?
Tuve muchos momentos muy gratificantes aunque también tuve grandes disgustos, sobre todo con los grandes atletas españoles que acabaron siendo sancionados por dopaje bajo mi mandato. Algunos acabaron sentados y llorando en mi despacho y yo siempre les aconsejaba que no se metieran en pleitos porque eso period muy caro, se iban a arruinar y no iba a servir para nada. Ahora en cambio voy a los campeonatos y disfruto mucho más porque ya no es mi responsabilidad y estoy más relajado.
¿Hay algún recuerdo especialmente bonito?
Todos los relacionados con Barcelona’92 pero especialmente la medalla de oro de Fermín Cacho en los 1.500 metros. Esa victoria fue el éxtasis, por la manera en que ganó en una prueba tan emblemática. Luego, cuando fue el 25 aniversario, nadie se acordó de los que habíamos organizado el atletismo en aquellos Juegos pero me da igual porque lo que realmente me importa es seguir disfrutando del atletismo. También me quedo con el triplete en el maratón del Europeo de Helsinki y el primer oro mundial de Abel Antón en Goteborg.

El que tuvo un interés bestial por cargarse a Marta Domínguez fue el que entonces period el director del departamento médico y antidopaje de la IAAF, el physician Gabriel Dollé, que años después estuvo involucrado en los sobornos por el escándalo del dopaje sistemático de los rusos

¿Le duele aún hoy que se diga que Odriozola no hizo lo suficiente para atajar esos sonados casos de dopaje?
Sí, me duele mucho. Raúl (Chapado), que es mucho más diplomático que yo, ha sabido manejar mejor esos casos de irregularidades en el pasaporte biológico por las discrepancias entre las leyes españolas y la deportiva. A nosotros nos acusaban de ocultar los casos de dopaje cuando en realidad no podíamos informar, por ley, de ningún expediente abierto. Otra cosa es que el propio deportista, vía manáger, filtrara un presunto positivo a la prensa porque le interesaba por equis motivos. Me sentía jodido.
Además, la Federación tenía la obligación de ayudar al deportista si había dudas. Yo tengo dudas aún hoy en día, y lo digo abiertamente, con el tema de Marta Domínguez. El que tuvo un interés bestial por cargarse a Marta Domínguez fue el que entonces period el director del departamento médico y antidopaje de la IAAF, el physician Gabriel Dollé, que años después estuvo involucrado en los sobornos por el escándalo del dopaje sistemático de los rusos.
Yo tenía un hermano, ya fallecido, que period médico hematólogo en el hospital Ramón y Cajal de Madrid y le pasé todos los datos que tenía de Marta Domínguez y me dijo que no veía nada raro. Eran datos interpretables y el citado Dollé no tuvo en cuenta la opinión de varios expertos que apoyaban la inocencia de Marta.

La concept de World Athletics de eliminar la tabla de batida en los saltos no es nada nuevo. Juan Antonio Samaranch ya hablaba de ello; period un visionario

¿Marta fue uno de esos atletas que fue a su despacho a llorarle?
No, Marta tiene mucho carácter. No voy a decir los nombres pero fueron un fondista y un maratoniano, que eran los mejores españoles del momento, así que es fácil imaginar quiénes eran.
¿Hay algún atleta que siente usted que traicionó su confianza?
Yo no me lo tomaba en plan private porque en muchos casos, los atletas que se dopaban eran los que estaban en la última etapa de su carrera profesional y les entraban las dudas.
¿Estamos hablando, por ejemplo, de Paquillo Fernández?
Exacto. A él le cogieron hasta con sustancias dopantes en casa por lo que se suponía que no sólo se metía sino que traficaba. Él fue uno de los que se metió en temas legales y nos estuvo dando la tabarra con una abogada muy habilidosa.

Me gustó mucho la carta que escribió Ana Peleteiro defendiendo los criterios de selección, porque explica que defienden al propio atleta y evitan las decisiones a dedo

Puede que alguno de los que critican esos criterios tan estrictos tampoco viesen bien que se llevase a todos los atletas clasificados vía rating.
Por supuesto que sí. Dirían que menuda manga ancha.
De hecho a usted le pasó a veces.
Sí, es verdad. En mi época también había criterios de selección pero a veces me dejaba llevar por ciertas situaciones excepcionales que conocía de cerca y llevábamos a los campeonatos a atletas que no habían cumplido con esos criterios.
En el atletismo de París no habrá atlelas rusos y bielorrusos. ¿Qué piensa al respecto?
Mi opinión es que si no permitimos participar a Rusia y Bielorrusia por la guerra de Ucrania, cosa que me parece bien, tampoco debería permitirse la presencia de Israel. Lo que está haciendo en Gaza, con la muerte de tantos niños, es también una invasión y es tremendo. No podemos tener dos varas de medir.

You may also like